LAS COSAS DE LUA

Siempre hay algo que contar y a quien contar....

27 de febrero de 2008

A ESO...


A eso...
A eso de caer y volver a levantarte,
de fracasar y volver a comenzar,
de seguir un camino y tener que torcerlo,
de encontrar el dolor y tener que afrontarlo.
A eso no le llames adversidad, llámale sabiduría.

A eso de sentir una mano y saberte impotente,
de fijarte una meta y tener que seguir otra,
de huir de una prueba y tener que encararla,
de planear un vuelo y tener que recortarlo.,
de aspirar y no poder,
de querer y no saber,
de avanzar y no llegar.
A eso no le llames castigo, llámale enseñanza.

A eso de pasar juntos días radiantes,
días felices y días tristes,
días de soledad y días de compañía.
A eso no le llames rutina, llámale experiencia.

A eso de que tus ojos miren y tus oídos oigan,
tu cerebro funcione y tus manos trabajen,
tu alma irradie, tu sensibilidad sienta, y tu corazón ame.
A eso, no le llames poder humano, llámale milagro divino

5 comentarios:

Blogger nieve ha dicho...

Esto si es casualidad!!!!!!!! Dios, no me lo puedo creer!!!!!!!... de esto mismo hemos estado hablando en el café de esta mañana... Qué lástima que a veces la sabiduría se alcance a través de tanto dolor... en fin, será que somos humanos.

Un besote

27 febrero, 2008 18:09  
Blogger los retales de Luisa ha dicho...

Pues sí ,creo qué ese es el peaje qué debemos pagar ,hay un refran qué dice qué la letra con sangre entra y porqué será qué todos los refranes son tan ciertos !!!!

27 febrero, 2008 18:35  
Blogger Marian ha dicho...

Llámale... sabiduria, enseñanza, experiencia. Milagro divino es lo que tu haces con tus escritos.
Tienes razón, es un peaje continuo a veces excesivamente caro.
Besitos

27 febrero, 2008 23:31  
Blogger los retales de Luisa ha dicho...

Me alegro que te gusten Marian .Besos .

27 febrero, 2008 23:34  
Blogger CAMINO INCIERTO ha dicho...

¿De dónde sacas estas maravillas?
Me lo quedo para mi colección,que empecé teniendo 13 o 14 años,de frases y textos de cabecera^,porque están llenos de verdades y cuando uno lo pasa mal no está para recordarlas, pero se pueden leer y ,te prometo,que ayudan.Lo tengo muy comprobado. Este es magnífico.

28 febrero, 2008 21:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal