LAS COSAS DE LUA

Siempre hay algo que contar y a quien contar....

27 de enero de 2008

MI NUEVO CAMINO


Doy un paso más en mi camino. En este, para mi un nuevo camino. En el que lado a lado, se muestran ventanas abiertas.

Son esos pequeños detalles, los que se van dibujando mientras vamos dando forma a nuestros sueños. Es ese observar desde adentro, el devenir de las cosas, encontrar las piezas necesarias para completar el rompe-cabezas. Son esos pequeños duendes, con su sonrisa burlona, los que nos despiertan del sueño. Es ese equilibrio, desde el cual posibilitamos cualquier acción. Es ese silencio, esa penumbra, ese tránsito. Es esa plenidud y el vacío que la acompaña. Es esa libertad que nació esclava de la carne. Es esa muerte que llega en la noche y te despoja de todo. Es esa vida que en la mañana llega y todo lo entrega. Y yo? ¿Quien soy yo? Un trocito de aqui... Un trocito de alla... Un trocito de más alla... Y tu? ¿Quien eres tu?

2 comentarios:

Blogger Chapellina ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

27 enero, 2008 08:12  
Blogger nieve ha dicho...

Hay días en nuestra vida, que nos cuesta sonreir; en que las horas, no pasan como de costumbre, sino que pesan, duelen. Y la reflexión y la confusión, no te llevan a ningún lado.

Es como si nuestra alma, se hubiera ido fuera de nosotros. Que no encontráramos dentro nuestro, ningún espacio donde exista paz.

Y preguntamos ¿por qué tener que sufrir en la vida?, para luego comprender que:
Sufrir es aprender; y aprendiendo, se empieza a crecer; y creciendo, a sentirse mejor; y al sentirse mejor, se puede mirar hacia atrás; y mirar hacia atrás, es como ver una escena ya terminada.
Todo termina, algún día.

Y se puede mirar hacia adelante, para comenzar nuevamente. Y cuando se llega a ese momento, es posible abrazarse a uno mismo, encontrarse y sonreir.

En la vida, hay muchos momentos difíciles, pero todo termina algún día, y las horas se llenan de luz y de vida, y el viento comienza a soplar a tu favor.

Todos los que compartimos este momento, deseamos, sinceramente, lo mejor, y esperamos que el viento, sople, nuevamente, a favor.

Yo sólo, en mi día a día, que se de lo siguiente:

Compartir lo que tengo
Amar sin exigencias
Perdonar sin cicatrices
Aceptar sin perfecciones
Agradecer lo que me dan
¡Y no rendirme nunca!

Y unas veces lo consigo, otras no... pero rendirme, eso desde luego, nunca.

Un besote

27 enero, 2008 21:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal