LAS COSAS DE LUA

Siempre hay algo que contar y a quien contar....

11 de marzo de 2008

ELIGIENDO CAMINOS ..


Cada uno es libre de elegir su camino… Y es además, libre de recorrerlo sin excusas ni explicaciones… Pero en cada elección… En cada paso qué damos en una dirección determinada, es necesario asumir las consecuencias… Para los demás seremos a menudo mucho más que prescindibles… Estaciones de paso sin vuelta atrás… Pero por suerte seguiremos teniéndonos a nosotros mismos… No creas sólo lo qué tus ojos te dicen… A veces sólo muestran limitaciones… Pero mira con tu entendimiento a través de ellos… Descubre lo qué ya sabes y hallarás la manera de volar…

12 comentarios:

Blogger Aguabella ha dicho...

LUISA, tendríamos que estar un ratito a solas con nosotros mismos y preguntarnos si las limitaciones que nos ponemos son reales o meras excusas para no realizar aquello que nos parece dificil.
pero esto lleva tiempo y trabajo y tendríamos que pararnos de vez en cuando verdad?
Un besito

11 marzo, 2008 14:05  
Blogger los retales de Luisa ha dicho...

Claro qué sí,un comentario muy acertado el tuyo .Un besito y luego sigo leyendo la historia de Raimunda .

11 marzo, 2008 14:11  
Blogger Sebas ha dicho...

Qué bonito, ojalá pudiesemos realizar cada uno nuestros sueños.

Saludos.

11 marzo, 2008 14:58  
Blogger los retales de Luisa ha dicho...

Pués ojala Sebas ,ojala...!!

11 marzo, 2008 15:06  
Blogger nickjoel ha dicho...

creo que el poder elegir nuestro camino e sla forma que tenemos de volar, y cada vez mas alto si queremos... bello post... nada mejor para la alegria mia que alguien me aupe a seguir creciendo el libertad, tanto fisica como de pensamiento..... un abrazo querida...

11 marzo, 2008 15:20  
Blogger los retales de Luisa ha dicho...

Gracias a ti nickjoel por tus palabras .Te mando otro calido abrazo y beso .

11 marzo, 2008 15:24  
Blogger lágrima de esperanza ha dicho...

Lua, cuánta razón hay en esas letras...A veces nos quedamos con lo que alcanza nuestra vista sin ver más allá.Y hay un montón de oportunidades esperando que las descubramos. Hay que ponerse las pilas niña!!Un besito

11 marzo, 2008 15:54  
Blogger los retales de Luisa ha dicho...

Pués sí lágrima tenemos todo un mundo ahi fuera esperando !!!

Un gran saludo guapa .

11 marzo, 2008 16:42  
Blogger Chapellina ha dicho...

:-)

11 marzo, 2008 19:12  
Blogger nieve ha dicho...

Un amigo me habló de un libro que comparaba la vida con un viaje en tren.
Un viaje muy interesante al ser bien interpretado.
Exactamente así, la vida no pasa de ser eso, un viaje en tren lleno de embarques y desembarques, algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos momentos y en otras grandes tristezas.
Al nacer entramos a ese tren y nos entregamos en las manos de algunas personas que pensamos, estarán siempre en ese viaje con nosotros: nuestros padres, desgraciadamente eso no es verdad; en alguna estación ellos bajan y nos privan de su cariño, amistad y compañía irremplazables... además que personas interesantes y que pueden llegar a ser muy especiales para nosotros, abordaran el tren en algún momento.
También llegaran nuestros hermanos, amigos y maravillosos amores. Muchas personas toman ese tren, solo para pasear, otras encuentran en el viaje solamente tristezas, y otros circularan por él, listos para ayudar a quien los necesite.
Muchos al bajar dejan recuerdos eternos, algunos otros pasan por allí de tal manera que cuando desocupan sus asientos, nadie percibe sus ausencias.
Es muy común que muchos pasajeros, que nos son muy queridos se ubiquen en vagones diferentes al nuestro, por lo tanto nos vemos obligados a hacer el trayecto separados de ellos, eso no nos impide que durante el viaje atravesemos muchas veces con grandes dificultades nuestro vagón para llegar hasta el que es ocupado por nuestros seres especiales, solo que difícilmente nos podremos sentar a su lado, muchas veces puede haber alguien ocupando ese lugar.
Nada importa, el viaje es así, lleno de atropellos, sueños, fantasías, esperas, despedidas.
Eso sí, jamás tiene retorno, siempre va hacia delante.
Hagamos el viaje de la mejor manera posible, tratando de relacionarnos bien con todos los pasajeros, sin hipocresías, buscando en cada uno de ellos lo mejor que tengan para ofrecer.
Recordando, siempre, que en cualquier momento del camino ellos podrán flaquear, es necesario entender esto pues, probablemente, nosotros a lo largo del camino, flaquearemos muchas veces, y seguramente habrá alguien que nos entienda como nosotros hemos entendido a nuestro prójimo.
El gran misterio, al final, es que jamás sabremos en cual parada nos bajaremos, y mucho menos nuestros compañeros y ni siquiera el que esta sentado más próximo a nosotros, justo en el asiento de al lado.
Me quedo pensando si al bajarme de ese tren sentiré nostalgia... creo que si la sentiré, al separarme de los amigos hechos durante el trayecto, será al menos doloroso.
El dejar a mis hijos continuar solos el viaje, será extremadamente triste, pero me agarraré a la esperanza de llegar, en algún momento a la estación principal, y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían en el momento de embarcar, y lo que más feliz me dejará será pensar, que yo colabore en el crecimiento de ese equipaje y en hacerlo más valioso.

Un besote

11 marzo, 2008 20:19  
Blogger Marian ha dicho...

Los pasos que demos hay que meditarlos previamente porque a veces nos lanzamos sin saber si podremos retornar.
besitos

11 marzo, 2008 20:40  
Blogger Frabisa ha dicho...

Somos nuestros mejores amigos, por tanto sería bueno que nos gustase nuestra propia compañía. Con nadie pasamos tanto tiempo como con nosotros mismos.

Un besito

P.D. Enhorabuena también a ti por tu premio y millones de gracias por tus cariñosos comentarios a mi blog.

11 marzo, 2008 23:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal